• +54 280 4495044
  • - Av de las Ballenas s/n Puerto Pirámides, Península Valdés, Chubut, Patagonia Argentina.

Blog

Gaviota Cocinera y el ataque a las Ballenas

By Aves, Fauna Comments Off

Es la especie de aves más abundante de nuestras costas, por su enorme población y múltiples relaciones, se la considera uno de los componentes más importantes en la dinámica de muchas localidades de la costa patagónica. Puede medir hasta 60 centímetros de longitud, el cuerpo es blanco y las alas negras. Se instala en toda la Patagonia, hasta Tierra del Fuego. También llega a las Islas Malvinas, Islas del Atlántico Sur y la Antártida. Ponen hasta tres huevos, nidifican y regresan a la misma zona todos los años. Se alimenta de recursos del intermareal, aunque su comportamiento es muy oportunista y se ha visto modificada por la oferta de comida generada por el hombre. Debido a esto, el crecimiento de las poblaciones de gaviotas cocineras ha ido creciendo considerablemente. Se alimentan en los basurales a cielo abierto, de carroña, insectos, granos, peces pequeños y… ¡ballenas!. A continuación explicamos esta peculiar práctica de las gaviotas de nuestras costas.

Ataque de Ballenas

Gaviota volando junto a la cola de una ballena en Península Valdés

En la última década la ballena franca se vió afectada por el ataque de gaviotas cocineras, que encontraron en la piel y la grasa de la ballena, proteínas al parecer bastante apetitosas. Con el correr de los años, la técnica que habían desarrollado solo algunas gaviotas, fue aprendida por nuevas gaviotas, haciendo que los ataques sean cada vez mas frecuentes y alterando el comportamiento de estos gigantes cetáceos. Por otra parte, los descartes pesqueros y los basurales a cielo abierto favorecieron la proliferación de gaviotas que al tener alimento garantizado todo el año, aumentó su taza de natalidad. Se espera que con el paulatino cierre del basural de Puerto Madryn, maniobra que comenzó en octubre de 2014 y el trabajo en el manejo integral y regional de los residuos, las poblaciones de gaviotas disminuyan por falta de alimento para todas ellas. Este esfuerzo conjunto comienza en cada casa de Puerto Madryn, y las localidades que comparten el nuevo centro de tratamiento de la basura. Todo el proceso contempla que a partir de la generación en el hogar de los residuos, los vecinos deben separarlos en residuos húmedos y secos. La recolección es diferenciada, unos días se hacen los secos y otro los húmedos, de ahí se destinan a las plantas donde se realiza la clasificación, compactado y enfardado para su posterior ubicación comercial. Los residuos clasificados son procesados, mientras que aquellos que no pueden ser recuperados son enviados a la disposición final que es la última etapa del manejo de los residuos. Una iniciativa que nos involucra a cada uno de nosotros.

Ballena en posición de galeón para evitar el ataque de gaviotas

Mientras tanto a la espera que en las próximas temporadas se vean los resultados, las ballenas se curvan ante el picotazo de las Gaviotas, para evitar el ataque, adoptando la posición que hasta cobró nombre “de Galeón” y consiste en dejar la cabeza fuera, curvar el resto del cuerpo y sacar solo la aleta caudal fuera del agua, minimizando la zona del cuerpo expuesta en superficie a merced de nuevos picotazos, también tratan de sacarse las gaviotas de encima nadando, estando mas tiempo sumergidas o a veces saltando. Todas estas técnicas evasivas generan en la ballena un mayor consumo de energía y reservas. Sobre todo tomando en cuenta que Península Valdés es un área de reproducción y cría donde la alimentación no es habitual.

CASO DE ESTUDIO

En el año 2005 un grupo de estudio liderado por la Licenciada en Ciencias Biológicas Ana Fazio, y el Dr. Marcelo Bertellotti, planificaron un estudio con 3 años de duración, en el cual lo primero que querían saber era, si el comportamiento de alimentación de piel y grasa de las ballenas estaba o no generalizado en toda la población de gaviotas cocineras. Procedieron a anillarlas, para poder identificarlas cuando estuvieran atacando. Esta tarea se realizó en la plataforma de la lobería de Punta Pirámide, donde anida una colonia reproductiva de esta especie.

Gaviotas cocineras en el Golfo Nuevo – Península Valdés

Se capturó a las gaviotas con una red accionada por un cañón, se las anilló con anillos de PVC con códigos individuales y se les tomaron muestras de sangre, plumas, isopados de cloaca, pico, etc. (para saber el estado de salud de la población). A pesar del gran esfuerzo y las horas de trabajo de todo el grupo, cada vez fue más difícil capturar gaviotas, porque aprendieron muy rápido y no se dejaron atrapar, y se logró anillar tan solo un 20% de la población. Además hay gaviotas que vienen de otros lugares a alimentarse de las ballenas. Ana comenta que “(…)por estas dos razones, la marca estuvo muy diluída, tuvimos solo el 2% de los casos donde pudimos observar una gaviota con anillo atacando. Igualmente, con tantas horas y días de observación en el agua, se podía ver que, si bien no eran todas las gaviotas las que atacaban, tampoco era un grupo pequeño, y lo peor ¡eran cada vez más! También tenemos un registro total de la tasa de ataques durante las tres temporadas de ballenas, conociendo los picos de las curvas (momentos de mayor cantidad de ataques por unidad de tiempo). Esta información es muy útil, ya que a la hora de tomar cartas en el asunto, si se decide eliminar gaviotas atacantes, se podrá comparar con años anteriores y ver si disminuye o no la tasa de ataque.

Por otro lado,se analizaron las muestras de gaviotas para buscar elementos patógenos que puedan llegar a contagiar a las ballenas y los encontramos; es algo que realmente nos preocupa. Consideremos que una gaviota pica a una ballena y al rato está picando a otra, y luego a otra. La gaviota podría ser un vector que transporta un elemento patógeno propio de ballena, a otra ballena (también sacamos muestras de piel de ballenas y vimos indicadores). En un lugar como Península Valdés, donde vienen tantas ballenas, permanecen todas juntas y con crías, que son las mas vulnerables, puede ser que se transmitan enfermedades. Así que todo esto es algo más profundo que el cambio de comportamiento de la ballena, sin olvidarnos que también les duele cuando las pican”.Una de las conclusiones más im- portantes, consensuada por mayoría, era cerrar el basural a cielo abierto de Puerto Madryn. Sabemos que las poblaciones de gaviotas se incrementaron por muchos años, hasta el ‘97 y luego se mantuvieron constantes. Las causas principales fueron los descartes pesqueros y los basurales a cielo abierto. Es por eso que el plan puesto en marcha por la Provincia para erradicar los basurales a cielo abierto en todo Chubut es un increíble avance sobre la minimización del impacto ambiental, y es posible que la reproducción de gaviotas se equilibre. Acá les dejo una entrevista que le hicieron al Dr. Marcelo Bertellotti muy completa y cuenta en primera persona su conocimiento sobre la relación ballenas – gaviotas.

Si querés profundizar mas acá te dejo el link (PDF) a la Tesis Doctoral de Ana Fazio sobre Alimentación de gaviotas cocineras de piel y grasa de ballenas francas del sur en Península Valdés. Un trabajo de mas de 200 páginas que trata el tema con minucioso detalle.

Pague con Criptomonedas y ahorre mas de 10%

hotel promo price off discount bitcoin

English:
Hello! Are you looking to stay in Puerto Pirámides? Reply to this message by writing your e-mail, arrival and departure day and number of guests. I will pass the value of the accommodation to your e-mail as soon as possible.

Español:
Hola! Está buscando hospedarse en Puerto Pirámides? Responda a este mensaje escribiendo su e-mail, dia de llegada y salida y cantidad de huespedes. Le pasaré a la brevedad el valor del alojamiento a su e-mail.
Powered by